Roedores

Este capítulo se refiere a los roedores comensales. La palabra comensal significa “compartir la mesa”. Este término es apropiado ya que las ratas y los ratones han estado “compartiendo” el alimento del hombre durante muchos años. Existen tres especies:

  1. Ratón doméstico, mus musculus.
  2. Rata noruega, rattus norvegicus.
  3. Rata de los tejados, rattus rattus.

Los roedores como plagas económicas

Las ratas y los ratones atacan nuestros alimentos, y lo que no comen, lo desperdician, contaminándolo con su orina, heces o pelo. En nuestros edificios, los roedores dañan las puertas, los suelos, etc. También muerden los conductos de los servicios públicos y los cables eléctricos que dan por resultado explosiones, incendios, mal funcionamiento de equipos y escasez de corriente eléctrica.

Los roedores como plagas de la salud

Los roedores están implicados en la difusión de diversas enfermedades al ser humano y a los animales domésticos. No obstante, en la actualidad, debido a la sanidad, la amenaza de enfermedades de los roedores no es tan significativa como lo fue en el pasado. Entre las enfermedades que transmiten están:

  • Peste: altamente contagiosa y se puede difundir de una persona a otra en el esputo o en las gotas que esparcen a través de la tos de la persona infectada.
  • -Salmonelosis (envenenamiento agudo de la comida).
  • -Fiebre por mordedura de rata: causa síntomas similares a los de gripe y dura varios días.
  • -Enfermedad de Weils o leptospirosis: se difunden a través de la orina de la rata.
  • -Triquinosis

Características generales de los roedores

  • -Hábitos nocturnos
  • -Omnívoros

Se expanden por acarreo (transporte) o proximidad (conducciones).

  • -Picos de actividad en otoño (migración hacia interior) y primavera (reproducción).
  • -Se mueven con un lateral tocando la pared
  • -Son sociales. Individuo dominante
  • -Gran potencial reproductivo
  • -Viven en torno a 1 año

.

Se conoce como rata de alcantarilla. Es más grande, más fuerte, más agresiva y se adapta mejor, reproduciéndose y sobreviviendo en climas más fríos que la rata de los tejados.

Identificación

Tiene el cuerpo robusto, pesa entre 200 y 500 gramos como adulto. La nariz es chata, las orejas son pequeñas, y no alcanzan los ojos cuando se curvan hacia abajo. Su cola es más corta que la cabeza y el cuerpo juntos.

Biología general, reproducción

Los picos de reproducción se presentan en la primavera y el otoño. Su período de gestación es de aproximadamente 22 días. Los jóvenes alcanzan la madurez a los tres meses. La rata hembra promedio tiene de 4 a 7 camadas por año y puede destetar a 20 o más crías al año.  La vida promedio de la rata es de 4 a 12 meses.

Comportamiento de la rata noruega

Son animales sociales que viven en colonias. En general, es un animal que vive a nivel del suelo. Es frecuente que anide en exteriores, en lugares subterráneos donde se resguarda. En las ciudades, anida en todo tipo de instalaciones alimenticias, almacenes, alcantarillas y basureros.

Las ratas requieren 25-30 gr. de alimento diariamente, comiendo casi todo tipo de alimento (los granos de cereales, carnes, pescados, frutas frescas y verduras parecen ser sus preferidos). Buscan alimento durante la noche y requieren de 15 a 30 ml de agua diariamente y a diferencia de los ratones, no pueden sobrevivir sin agua durante períodos muy prolongados.

Cuando es necesario, las ratas subirán por escaleras, conductos alambres para encontrar alimento y agua, estando sus capacidades físicas entre las más impresionantes de todos los mamíferos pequeños. En interiores, prefiere anidar alrededor de los suelos internos de las construcciones, ubicándose en los huecos de las paredes.

En exteriores, hacen madrigueras. Siendo su radio de acción de 15 y 50 metros desde el nido. En poblaciones donde hay muchas ratas, abundante comida y refugio, los territorios siempre tienden hacia el extremo inferior del rango. En caso necesario las ratas viajarán 300 metros.

Normalmente son los machos adultos quienes pelean para defender los territorios. Las poblaciones se dividen en “órdenes sociales” formadas por las ratas más fuertes (dominantes) y las más débiles (subordinadas). Las ratas dominantes ocupan el hábitat más favorable y normalmente son el primer grupo en alimentarse. Los individuos más débiles son forzados a vivir en las “áreas periféricas” y se alimentarán y estarán activas cuando estén inactivas las ratas dominantes, (esto provoca que podamos ver ratas durante el día). Constantemente las ratas exploran y vuelven a explorar sus alrededores, preocupándose por conseguir nuevos alimentos, nuevos objetos o cambios en su ambiente. Este comportamiento se denomina “neofobia” que significa “miedo a lo nuevo”. Este comportamiento neofóbico a las cosas nuevas puede durarles durante varias horas o aún, varios días. Es por eso que las trampas y cebaderos no deben cambiarse de posición. Igualmente cuando se han acostumbrado a un alimento particular, se acercan a un nuevo alimento con mucha más sospecha y lo prueban con cautela. Si sabe mal o las enferma, no lo vuelven a comer. Este comportamiento se denomina “recelo al cebo (o a lo tóxico)”.

Las ratas de los tejados son más pequeñas y delgadas en apariencia que la rata Noruega.  Su principal diferencia con la rata Noruega es que la cola es larga y alcanza la nariz cuando se dobla sobre el cuerpo. La biología es similar a la de la rata Noruega, ocupando principalmente las áreas costeras y periféricas de las ciudades.

Comportamiento de la rata de los tejados

La rata de los tejados es omnívora aunque se considera la más “vegetariana” de las ratas comensales, ya que prefieren comer semillas y alimentos a base de plantas como verduras frescas o frutas. Comúnmente vive por encima del suelo o en el “techo” alrededor de las estructuras. Los nidos se pueden ubicar en los árboles, en plantas colgantes, en los lados de edificios y naves, etc. Indicar que la rata de los tejados es más neofóbica que la rata de alcantarilla.

El ratón doméstico, por mucho, es la plaga de roedores número uno.

Identificación:

Cuerpo delgado y pequeño, pesando de 15 a 30 grs. de adulto. Sus orejas son largas, la cola 3está semidesnuda y es tan larga como la cabeza y el cuerpo juntos. Pelo de color muy variable.

Biología general, reproducción

Es importante el entender la biología y el comportamiento de los roedores para desarrollar programas de control efectivos. El potencial reproductivo es impresionante. Cuando las condiciones de vida de los roedores son muy buenas (con mucho alimento, agua y refugio) los roedores se pueden multiplicar rápidamente. Sin embargo, cuando las condiciones de vida sean estresantes, la reproducción general disminuirá considerablemente. Como media, una hembra produce entre cuatro y siete crías por camada, en un período de gestación de aproximadamente 19 días. Una hembra producirá aproximadamente 8 camadas durante su ciclo de vida. Son sexualmente maduros en un lapso de 5 a 8 semanas. El ciclo de vida de aproximadamente 1 año o menos.

Comportamiento del ratón

Hasta cierto grado, el comportamiento de los roedores depende de cada situación y medio particular. Se pueden hacer ciertas generalizaciones en los patrones de comportamiento. El ratón puede vivir en edificios pero comúnmente vive en exteriores, entre la maleza y las hierbas o cerca de los cimientos de edificios. En exteriores, los ratones se alimentan de las semillas de las plantas, de insectos o de cualquier otra comida que encuentran. En el momento que se limite el suministro de alimento durante el otoño (especialmente en los climas más fríos), algunos ratones migran a los edificios. A medida que crece la población de ratones se establecen los territorios y son controlados por los ratones machos. Cada territorio puede estar compuesto por un macho “fuerte” (dominante), una o más hembras, machos subordinados y de pequeños ratones de camadas recientes. El resultado es que existe una lucha constante y pelean por la posición social. Los ratones jóvenes que dejan el nido deben luchar para tomar el control del territorio de otro ratón o moverse hasta que localice áreas que nadie reclama. De esta forma se difunden las infestaciones de ratones de una parte de un edificio a la otra.

En general, el territorio de un ratón será de 3 a 10 m. desde su nido. No obstante, mientras más ratones y alimento haya, menos territorio tiene cada uno. Por lo tanto, cuando el alimento está cercano y/o si existen muchos ratones en esta área, un ratón puede no viajar más de un metro desde su nido.

Los ratones exploran y vuelven a explorar sus territorios diariamente, normalmente con un lateral pegado a la pared y se familiarizan con toda la trayectoria que los lleva al alimento y la ubicación en que está el agua, cuando ocurren cambios, el ratón reacciona investigándolos. Los territorios pueden ser tridimensionales (pueden viajar por las habitaciones, entre los pisos, o desde el ático y desde los techos suspendidos hacia las habitaciones).

Cuando se alimentan, pueden considerarse como comedores o “mordiscos”, ya que van mordisqueando pequeñas cantidades de alimento de aquí y allá.

Se alimentan durante la noche ocurriendo mayor actividad al oscurecer y luego nuevamente un poco antes de que amanezca.

Un ratón adulto consume aproximadamente de 3 a 4 gramos (inferior al 10% de su peso corporal) diariamente comiendo de casi todo, pero los granos de cereal y las diversas semillas son su alimento preferido.)

Cuando haya agua disponible, la buscarán y tomarán, pero pueden sobrevivir sin agua debido a que pueden sintetizarla de los alimentos.

Control integrado

Se establece un programa de control integrado de plagas que comprende los siguientes pasos:

  1. Revisiones de roedores
  2. Sanidad (Higiene)
  3. Construcción a prueba de roedores (exclusión)
  4. Reducción de población (roedores)
    1. Programas de trampeo
    2. Programas rodenticidas

Revisión de roedores

El buen control de roedores empieza por una buena revisión. Existen diez signos de roedores que se pueden observar, oler o escuchar durante la revisión para control de roedores:

  1. Excrementos
  2. Huellas
  3. Daños por roídas
  4. Escondites
  5. Vías de escape
  6. Marcas de grasa
  7. Manchas de orina
  8. Roedores vivos o muertos
  9. Sonidos de roedores
  10. Olores de roedor (especialmente ratones)

Los excrementos frescos son los signos que se encuentran más comúnmente en la infestación de roedores. El ratón doméstico puede producir 50 a 100 deyecciones a diario mientras una rata puede excretar hasta 50 deyecciones. Las deyecciones de los ratones miden alrededor de 6 mm. Con al menos un extremo punteado. Las de las ratas noruegas alrededor de 18 mm.

No se debe confundir la identificación de excretas con las de las cucarachas americanas que son más laminares y sin ningún extremo agudo.

Las huellas de las pisadas son fáciles de observar cuando existe polvo y en suelos húmedos.

El daño por roídas a las diversas partes de la construcción, como marcos de puertas también suelen apreciarse.

Las madrigueras de las ratas se pueden encontrar al final de los muros, en los cimientos o por debajo de los desechos o la maleza.

Las salidas de escape, son los caminos que repetida y rutinariamente utilizan las ratas entre sus nidos y las fuentes de alimento.

Las marcas de grasa de aceite y manchas de las ratas y ratones a menudo aparecen en las áreas de los muros enseguida de las vías de escape.

Las manchas de orina suelen verse en falsos techos y lugares donde suelen habitar.

La observación de roedores vivos o muertos.

Los sonidos producidos por los mordiscos, los rasguños, las señas de que se han peleado, se pueden escuchar si el profesional es cuidadoso y realiza la revisión silenciosamente.

Los olores de los roedores son característicos de la orina y diversas glándulas corporales.

Normalmente es difícil o poco práctico intentar hacer estimación del número de roedores. Cuando los signos de los roedores son frescos y se encuentran en abundancia, se puede asumir que existe una gran población. Cuando los signos son pocos o no son frescos, la infestación puede consistir de sólo uno o pocos roedores. Cuando se tenga duda, es mejor sobrestimar la severidad de una infestación de roedores. Subestimar la infestación de roedores a menudo resulta en la falta de colocación de suficientes trampas o cebos, que pueden llevar a una serie de acciones costosas, retrasos y clientes insatisfechos.

Sanidad

Para el control de roedores a largo plazo debe tener en cuenta que los roedores deben tener una fuente de alimentación y refugio adecuado para vivir y prosperar. Por lo tanto, siempre que exista abundancia de ratas y ratones normalmente también debe haber abundancia de comida y refugio disponible para los roedores. La eliminación o reducción de estos factores mediante la vía de la práctica sanitaria tendrá un impacto tremendo en la reducción de la población de roedores, aún sin el uso de ningún rodenticidas.

Las prácticas adecuadas para el mantenimiento son definitivas en el control de roedores independientemente de la instalación en la que nos encontremos. Utilizar sólo rodenticidas de forma intermitente, sin tomar en consideración la eliminación de su alimento y refugio a través de la sanidad, provoca que las poblaciones de roedores puedan volver a surgir en forma rápida y repetida, provocando rebrotes de población. Además, sin la práctica sanitaria, aún el cebo para roedores mejor formulado no podrá competir con otros alimentos disponibles.

Como las ratas requieren substancialmente más alimento, agua y refugio que los ratones, la sanidad es la piedra angular de un programa de control de ratas exitoso y a menudo marcará la diferencia entre el éxito y el fallo en el control de las ratas.

En el exterior, se deben eliminar todos los cubos destapados de basura; el pasto, hierbas y aquella vegetación indeseable que colinde con los edificios; la madrea, pilas de piedras, etc. Los artículos que se tengan que conservar deben almacenarse a una altura mínima de 45 cm del suelo y a 30 cm de los muros y cercas.

En interiores, se deben identificar todos los refugios potenciales de roedores y colocar un dispositivo de protección contra roedores. Las prácticas adecuadas de almacén son importantes ya que con frecuencia el almacenamiento inadecuado trae como consecuencia la creación de refugios adicionales, evitan la revisión minuciosa y el cebado.

Además, los daños a los materiales almacenados se pueden detectar con mayor facilidad y reducir al mínimo. Los alimentos se deben colocar sobre tarimas (de preferencia a una distancia de entre 20 y 30 cm del suelo), a una distancia de entre 45 y 60 cm de las paredes contiguas. Esta práctica permite que haya pasillos de revisión y las labores de limpieza.

Exclusión de roedores.

La mejor forma de controlar los ratones y las ratas es imposibilitarles el encontrar algún camino para entrar en las construcciones. A los ratones, puede resultar difícil o antieconómico excluirlos por completo ya que, incluso los adultos pueden pasar a través de aberturas que tengan menos de 1 cm de ancho.

Además, pueden entrar dentro de las mercancías (cajas, embalajes, etc.). Al considerar la posibilidad de colocar dispositivos de protección contra roedores, se debe pensar en todas aquellas posibles rutas de acceso a los edificios para éstos. Por lo general, todas las aberturas de más de 0,6 cm se deben sellar para evitar la entrada de los ratones. En el caso de las ratas, todas las aberturas de más de 1,3 cm.

Los puntos de entrada a los muros de las diversas líneas (agua, electricidad, gas etc.) son los lugares de acceso probable para los roedores. Los espacios que hay debajo de las puertas se deben verificar y, en caso necesario, reducirlos (colocando burletes o contravientos)

El profesional debe aprovechar todas las oportunidades que se le presenten para educar a los propietarios de los edificios con respecto a la importancia de los principios de eliminación de plagas

Reducción de la población

  1. CONTROL NO QUÍMICO (Trampeando)

    Eficaz para el control de los ratones. Además, el trampeo cuenta con ciertas ventajas únicas en los programas de control:

    1. Las trampas son seguras al no utilizar rodenticidas
    2. Dan resultados rápidos
    3. Permiten deshacerse de los roedores muertos inmediatamente eliminando los problemas de malos olores derivados de la muerte de roedores en sitios inaccesibles.

Son útiles para las siguientes situaciones:

  • -En las viviendas dónde los cebos envenenados son un peligro latente para los niños o para las mascotas.
  • -Cuando los roedores muestran recelo o reacción neofóbica al cebo.
  • -Cuando los roedores muertos pueden presentar problemas de malos olores
  • -Para aplicar programas de mantenimiento en instalaciones comerciales grandes.

El trampeo también tiene como desventajas que, en los casos de severas infestaciones, es demasiado laborioso y lleva mucho tiempo para que se noten los resultados, sobre todo cuando no se permita el uso de cebos envenenados. Existen tres tipos de trampas: los cepos, las trampas automáticas de captura múltiple, y las trampas de tablilla engomada.

Los cepos se han utilizado durante muchos años y se volverán a utilizar en un futuro. Actualmente no empleamos.

Deben ubicarse en las áreas de actividad de los roedores tales como esquinas oscuras, a lo largo de las paredes, detrás de los aparatos y de los objetos, así como en todas las áreas donde sean evidentes las excretas.

Las trampas para roedores, no necesitan cebo si se utilizan las del modelo profesional y éstas se colocan en las vías que transitan los roedores.

Las trampas automáticas de captura múltiple (trampas de curiosidad) funcionan exclusivamente para atrapar ratones. Proporcionan un excelente control de ratones en clientes comerciales como, por ejemplo, restaurantes, almacenes, plantas de procesamiento, etc.

Es una trampa a cuerda que lanza a los ratones a una cámara, que se puede colocar tanto en forma paralela como en forma perpendicular a las paredes.

Funcionan debido a la curiosidad que muestran los ratones de investigar un nuevo “agujero” en su territorio. Cuando los ratones quedan atrapados, se sumerge la trampa en agua para eliminarlos ahogándolos.

Las tablillas adhesivas (trampas con pegamento o trappers). No se deben utilizar en las áreas en las que haya demasiado polvo, mugre o agua, temperaturas altas o bajas, puesto que estos factores muchas veces reducen su efectividad. Existen presentaciones para ratones y para ratas, siendo en éstas últimas más efectivas para atrapar ratones debido a la actitud curiosa. Nunca se deben colocar en los lugares en los que los niños o las mascotas tengan contacto directo con ellas; de igual manera, tampoco se deben colocar en áreas de mucha visibilidad al quedarse el roedor atrapado expuesto a la vista.

Antes de iniciar un programa de trampeo, elimine todas las fuentes de alimento posibles para provocar que los roedores exploren, busquen con afán el alimento y lleguen rápidamente al cebo de las trampas. Además:

  • Mantenga limpias las trampas y en buenas condiciones de trabajo
  • Guarde las trampas en bolsas de plástico para evitar que absorban olores repelentes
  • No utilice trampas con bases torcidas. El bamboleo puede asustar al roedor.
  • Evite el control de los roedores muertos sin guantes en las manos para que no tenga contacto con ectoparásitos u organismos transmisores de enfermedades
  • Engrase las partes móviles de la trampa con un aceite ligero inodoro (trampas automáticas de captura múltiple)
  • No toque a las mascotas antes de manejar las trampas. Los olores humanos no provocan rechazo, pero si los de depredadores naturales, tales como gatos o perros.
  1. CONTROL CON PRODUCTOS QUÍMICOS

Los rodenticidas son venenos que matan roedores. La seguridad debe ser lo primero que se debe considerar. Existen diversas clases que se clasifican en: anticoagulantes y no anticoagulantes.

ANTICOAGULANTES

Los anticoagulantes provocan la muerte en los roedores al interrumpir los mecanismos de coagulación de la sangre, muriendo el roedor por hemorragias internas. Son los rodenticidas utilizados actualmente.

Se consideran excelentes venenos porque:

    1. Los roedores mueren después de varias ingestas, en consecuencia, no relacionan su condición de debilidad con su fuente de alimento y no desarrollan “recelo hacia el cebo”
    2. Presentan un peligro mínimo para la gente y para sus mascotas debido a que el retraso en la aparición de los síntomas permite usar antídotos (vitamina K1) Los anticoagulantes están disponibles en varias presentaciones: geles, pellets de grano, alimento granulado, bloques de parafina, cebos líquidos y polvos de rastreo.

Se clasifican como:

  1. Anticoagulantes de primera generación

Se considera de dosis múltiple, incluyendo la warfarina, clorofacinona, difacinona, cumafurilo y pindona. Los roedores se deben alimentar varias veces (dosis múltiples) con el cebo, para que sea eficaz durante un periodo de 4 a 10 días. Se deben colocar continuamente hasta que todos los roedores dejen de comer.

  1. Anticoagulantes de segunda generación

Se diseñaron para matar ratas y ratones que son resistentes a los anticoagulantes de primera generación. Incluyen el brodifacoum, la bromadiolona y el difenacoum. Se diferencian de los de 1ª generación en que pueden causar la muerte después de una dosis única o, por lo menos, con una cantidad menor de dosis que el más potente de primera generación.

NO ANTICOAGULANTES

Algunos actúan como venenos de dosis única. Se incluyen el colecalciferol (es vitamina D3, provoca hipercalcemia que produce paro cardiaco) fluoracetato de sodio, estricnina y fosfuro de zinc.

Selección y uso de rodenticidas

Existen dos clases de materiales rodenticidas disponibles:

  1. Cebos (de alimentos y líquidos)
  2. Polvos de rastreo.

Cebos

A base de cereales y semillas. Se encuentran en varias presentaciones:

  1. Pellets, son resistentes a la humedad del aire y proporcionan al roedor una partícula de alimento que puede agarrar y manejar con facilidad;
  2. Alimento suelto; no es útil en lugares húmedos al absorber la humedad
  3. En paquete, son bolsas selladas de plástico que mantienen el cebo fresco y permiten la fácil ubicación en las madrigueras
  4. En pasta, cebo con apariencia de plastilina en un sobre poroso;
  5. Bloques parafinados, muy útiles en lugares húmedos al estar protegidos por una capa de parafina y atractivos para los roedores por su forma de cubo que se hacen de manera que se les pueda colocar un alambre para colgarlos en las alcantarillas
  6. Gel. Son los que poseen la capacidad de atracción mayor ya que combinan el alimento sólido con el líquido. Se utilizan en los casos dónde existe gran competencia con otros alimentos.
  7. Los cebos líquidos se emplean en zonas con carencia de fuentes de bebida. Aun cuando los ratones requieren de muy poca agua, beberán con ansía los cebos líquidos. Hay que recordar que los líquidos se pueden evaporar rápidamente en los lugares secos y calientes, se pueden congelar en los lugares fríos y se pueden derramar con facilidad y salpicar las superficies o productos alimenticios.

PORTACEBOS

Existen básicamente dos tipos de recipientes para cebos:

  1. Bandejas para cebos

Son recipientes que se pueden usar para cebos secos o líquidos. No tienen cubierta, proporcionan poca o ninguna protección al cebo y no evitan que la gente o los animales tengan acceso al cebo. Básicamente, sólo sirven para conservar el cebo en ellas y que éste no contamine la superficie donde se coloca.

  1. Portacebos cerrados para cebos

Las estaciones rodenticidas cerradas para cebos pueden ser de dos clases:

-Las que no son a prueba de manipulaciones: protegen los cebos de los derrames y del medio ambiente, y a su vez ofrecen a los roedores un lugar atractivo para alimentarse. Se fabrican de plástico o cartón delgados, permitiendo a los roedores estar aislados.

-A prueba de manipulaciones: las estaciones cerradas para cebos de seguridad están diseñadas para reducir el contacto entre la gente, los animales que no son su blanco y el cebo envenado para roedores, así como para dar protección al cebo. Deben emplearse en aquellas situaciones en las que los cebos no se pueden colocar en lugares inaccesibles para los niños y los animales que no sean roedores. Se construyen de plástico grueso y flexible y vienen equipados con llave. Para considerarse realmente “a prueba de manipulaciones”, el cebo tiene que estar sujeto en un interior y se debe fijar el comedero al suelo.

Los comederos cubiertos o estaciones para cebos ofrecen varias ventajas para un control exitoso y seguro:

  1. Ayudan a reducir el contacto entre la gente (en particular los niños curiosos), las mascotas, y el rodenticidas que puede ser peligroso para ellos (en especial los modelos a prueba de manipulaciones).
  2. Hacen que los cebos sean atractivos para los roedores por el hecho de protegerlos del polvo, la mugre y la humedad.
  3. Estimulan a los roedores para que se alimenten de los cebos al ofrecer un lugar oscuro, cerrado y protegido para alimentarse.
  4. Permiten al profesional colocar y conservar los cebos en lugares en los que, de otro modo, sería difícil debido a la lluvia u otras condiciones ambientales adversas.
  5. Reducen las posibilidades de derrames o dispersiones accidentales del cebo por tareas de limpieza diaria, etc.
  6. Permiten al profesional pegar una etiqueta con información en relación a la compañía de control de plagas (dirección, número telefónico, etc.). Esta información puede ser muy valiosa por razones de seguridad.

Técnicas de colocación de cebos: Ratones.

Al colocar los cebos para ratones, la ubicación adecuada de los primeros y la distancia entre estos es notablemente importante. La clave para la colocación exitosa de cebos para ratones es ubicar muchos lugares con pequeñas cantidades de cebo y no pocos lugares con grandes cantidades de cebo.

Recuerde que los ratones que viven entre dos recipientes de cebo que se colocan a 6 m. de separación entre sí, puede que no visiten nunca los recipientes con cebo si cuentan con mucho alimento en forma independiente de la calidad del cebo que se haya puesto. Los ratones pueden no detectar los cebos que se colocan a varios centímetros de una pared. 

Coloque los cebos cerca de todas las aberturas que den al exterior de los edificios y por donde puedan entrar los ratones, así como al lado de todas las entradas de puertas que permanezcan abiertas dentro del edificio. En los almacenes y lugares comerciales semejantes, esto se logra colocando de manera permanente cajas para cebo cada año.

La siguiente es una lista de consejos adicionales útiles para la colocación de cebos para ratones:

  • Coloque los cebos directamente entre el refugio sospechado del ratón y su fuente de alimento. Así se encontrará con el cebo en repetidas ocasiones durante sus recorridos.
  • Busque y coloque los cebos en las áreas que parecen ser los lugares de alimento “favoritos” de los ratones (se reconocen por abundantes excrementos, huellas, papel desmenuzado, etc.
  • Utilice comederos del tamaño de los ratones para que los estimule a que se alimenten en lugares artificiales atractivos.
  • Ubique los cebos a una distancia de entre 2,5 y 4 m. aproximadamente. Distancias menores se emplean en los casos de infestaciones severas.
  • En cada visita de seguimiento, cambie los lugares de cebo que no se han visitado a 1,5 m. en otra dirección para interceptar los diferentes territorios de ratones.
  • Coloque los cebos de acuerdo a un formato tridimensional. Los ratones tal vez vivan encima de su fuente de alimento (falso techo) o debajo (suelo técnico).
  • Sustituya los cebos con frecuencia. A las ratas y a los ratones no les atraen los cebos viejos, infestados de insectos o mohosos.

Técnicas de colocación de cebos: Ratas.

Algunos de los conceptos generales para la colocación correcta de cebos para ratones también se aplican para el control de ratas. Entre los consejos útiles adicionales se incluyen:

  • Los cebos se colocan con una separación entre sí de 4,5 m a 15 m. puesto que las ratas recorren distancias mayores. Las distancias entre los cebos serán menores si las infestaciones son fuertes.
  • Siempre que se pueda, coloque los cebos directamente dentro del refugio de la rata, como son las madrigueras y después se taponan con tierra o con piedras.
  • Usar comederos del tamaño de la rata para ofrecerles lugares atractivos y protegidos.
  • Evitar mover los comederos puesto que ello puede provocar una reacción neofóbica.
  • Elimine todo lo que se pueda de la fuente habitual de alimento antes de colocar los cebos esto provocará una aceptación más rápida del cebo.
  • Una rata adulta consume hasta 30 gr. o más de alimento por noche, por tanto, hay que colocar suficiente cebo para que todas las ratas tengan oportunidad de ingerir la dosis múltiple, las ratas se deben alimentar con los cebos varias veces, durante varios días para que sea eficaz. Así los cebos deben estar continuamente al alcance de las ratas hasta que cese toda la actividad de alimentación.
  • Las ratas requieren de 15 a 30 ml. De agua diariamente. En lugares secos, o donde no tienen fácil acceso al agua, se pueden emplear cebos líquidos.

Técnicas de colocación de cebos: Rata de los tejados

Se controlan utilizando los mismos cebos que se usan para las ratas de alcantarilla. Teniendo en cuenta que pueden tener actividad tanto a nivel del suelo como en áreas superiores. Las ratas de los tejados pueden ser mucho más neofóbicas que las ratas de alcantarilla, lo que puede retrasar varios días los resultados de los programas de control.

Resistencia a los rodenticidas

A veces, algunos roedores sobreviven al ingerir rodenticidas con una dosis de un veneno que normalmente sería letal. Ello se debe a cierta “inmunidad” genética que poseen estos animales. Además, esos roedores pueden transmitir esta resistencia genética a su descendencia. Con el paso del tiempo, después de muchas generaciones y del uso continuo del mismo veneno, una gran parte de las poblaciones de roedores pueden volverse resistente.

Las medidas de higiene y las construcciones a prueba de roedores se deben poner en práctica de manera adecuada y deben ser parte vital de todos los programas de control de roedores. Recuerde, los roedores no pueden sobrevivir cuando no tienen refugio y comida.

Cantidad de cebo a colocar en las estaciones de cebado.

A partir de lo aprendido hasta ahora, en condiciones normales actuaremos de la siguiente forma

  1. Tratamientos de mantenimiento (no observaremos heces frescas):

-En comederos estándar y seguridad de ratón, colocaremos un bloque de 5 gramos en cada estación de cebado.

-En comederos de seguridad de rata colocaremos una bolsa de cebo en pasta de 10 gramos. (1,3 gramos es suficiente para matar al roedor, bien sea rata o ratón si ingiere todo el bloque). El motivo de colocar una bolsa de cebo en pasta de 10 gramos es para que quede sujeto por la varilla metálica que lleva en su interior el comedero.

  1. Tratamientos de eliminación.

A través de los indicios encontrados, principalmente las heces frescas, podemos estimar la actividad reciente de roedores (rata o ratón).

Recordar que la cantidad mínima que debe existir para que en su ingesta un roedor muera son 5 gramos.

En estos tratamientos colocaremos un mayor número de estaciones de cebado, a distancias menores, que iremos cambiando de ubicación (en función de la actividad encontrada) y posteriormente disminuyendo el número de estaciones y el cebo por estación, cuando la infestación este controlada.

En los puntos de control comidos, colocaremos el doble de cebo del que debe existir en condiciones de mantenimiento.

La duración de un cebo: piensa que debe ser apetecible.

Polvos de rastreo.

Son venenos con presentación en polvo que queda adherido al paso del roedor, éste ingiere el polvo en su higiene diaria, sin necesidad de contener atractivos alimentarios u olorosos. Son potencialmente más peligrosos al contaminar por contacto la superficie donde se coloca (no utilizar en zonas visibles, donde existan corrientes de aire…)

ASPECTOS DE SEGURIDAD EN PROGRAMAS DE CONTROL DE ROEDORES

Tenemos que tener presente que los roedores son mamíferos, al igual que los perros y los gatos. De haí que los cebos anticoagulantes pueden tener efectos similares en las personas si se consumen en cantidad suficiente.

Sencillamente piense: los venenos contra roedores pueden causar la muerte, siga siempre las indicaciones de la etiqueta.

La siguiente es una lista de medidas de seguridad importantes para los programas de control de roedores:

  • En áreas residenciales, asegúrese de colocarlos sólo en lugares inaccesibles para los niños y las mascotas. La palabra inaccesible significa “que no se puede alcanzar o ver”.
  • Todos los comederos para cebos deben tener etiquetas que señalen: CEBO PARA ROEDOR NO TOCAR. Estas etiquetas también deben indicar el nombre y el número telefónico de la compañía de control de plagas y del Instituto Nacional de Toxicología.
  • Todos los cebos se deben colocar de manera que se evite la contaminación de alimentos o de las superficies donde se preparan éstos y que están en contacto directo con los mismos. Nunca coloque los cebos envenenados donde se puedan atropellar con facilidad y contaminar áreas sensibles.
  • No deje ni regale al público cebos rodenticidas para profesionales.
  • Tenga la composición de los rodenticidas y el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología a mano.
  • En la industria alimentaria existe una legislación especial en relación con el uso de venenos contra roedores, que se deben seguir y son:
    • Elaboración de un plano de ubicación
    • Aplicación exclusiva de productos con siglas Ha.
  • Esté siempre al corriente de las nuevas normas al respecto.
  • Cuando tenga duda con respecto a la seguridad y/o el uso adecuado de un veneno contra roedores, llame a su supervisor o al fabricante antes de utilizarlo.

Control de los Ectoparásitos de los Roedores.

En grandes infestaciones, es muy posible que los roedores tengan diversos ectoparásitos que vivan a sus expensas como piojos, pulgas, ácaros y garrapatas. Hay que informar al cliente que se deberá llevar a cabo un programa de control de éstos en conjunto con el programa de control de roedores.

Roedores muertos y malos olores de roedores.

La eliminación de los cadáveres ayudará a reducir al mínimo los problemas de malos olores. Las ratas y ratones muertos se pueden recoger con seguridad utilizando guantes de plástico. Todos los roedores muertos se deberán quemar o enterrar o pueden tirarse a la basura.

Algunos roedores mueren dentro de los huecos de paredes o en sitios inaccesibles, y cuando entran en descomposición producirán un olor desagradable. Antes de colocar el cebo es muy importante vigilar las condiciones estructurales para evitar que el roedor acceda, muera y de problemas de olor.

En la zona donde ha muerto, se debe aplicar un agente desodorante y desinfectante lo más cerca posibles al sitio donde se localiza el cadáver. Si no se puede localizar con precisión la fuente del olor, se puede aplicar de manera más general una solución de agente aromatizante.

Otros métodos de control

-Ultrasonidos

-Perros y gatos

DATOS DE SEGURIDAD:

Rodenticidas Anticoagulantes

Los productos más utilizados hoy en día para el control de roedores son los anticoagulantes. El animal, tras su ingesta, acaba muriendo sin sufrir al cabo de unos días debido a la aparición de hemorragias.

Tabla.1 Cantidad de rodenticida necesario para que el animal muera tras su ingestión. Se indican animales que no son roedores debido a la posibilidad de que se intoxiquen accidentalmente.

DL50: Cantidad de producto a la cual el 50% de una población de animales muere.

(1): El Cumatetralil no está indicado para el control de ratones debido a su alta DL50.

  • En caso de ingestión accidental de rodenticidas por otros animales no expuestos en la tabla. (también se debe considerar el envenenamiento secundario por ingestión de roedores envenenados).
  • Intentar determinar la cantidad de cebo consumido.
  • Tener a disposición los datos del producto.
  • Buscar asistencia médica. El síntoma de la intoxicación puede tardar de pocas horas a varios días en aparecer.
  • Los tratamientos, en general, pueden incluir transfusiones de sangre, inducción al vómito y administración de Vitamina K1 (antídoto que contrarresta la acción de los anticoagulantes para rodenticidas). La prueba de la protrombina ayuda a determinar la gravedad de la intoxicación.

Debido a las características de estos rodenticidas, podría ser necesario que los tratamientos durarán semanas en vez de días.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies